Tormenta invernal azota la costa sureste de Estados Unidos

Tormenta invernal azota la costa sureste de Estados Unidos

Savannah, Estados Unidos, 04 de enero de 2018. – Una brutal tormenta invernal azotó el miércoles con heladas y nieve a la región costera del sureste de Estados Unidos, y algunas partes de Florida, Georgia, Carolina del Sur se vieron afectadas con la mayor nevada en casi tres décadas.

Al menos 17 muertes fueron atribuidas a las bajas temperaturas que durante días se han apoderado de una franja de Estados Unidos que va de Texas a la región de Nueva Inglaterra.  Los meteorólogos advirtieron que el mismo sistema podría convertirse en poco tiempo en un ciclón de rápido desarrollo a medida que avance por la Costa Este. Indicaron que consigo llevaría vientos con fuerza de huracán, inundaciones costeras y gran cantidad de nieve, informó AP.

Una alerta de tormenta invernal está vigente desde la región del parque nacional Big Bend, en la Costa del Golfo de Florida, hasta el norte del país en la costa del Atlántico. Los meteorólogos indicaron que los vientos huracanados que azotaban a la región podrían generar oleaje de hasta siete metros.

Las escuelas en el sureste suspendieron las clases unos meses después de ser cerradas por amenazas de huracán y la policía exhortó a los conductores a mantenerse lejos de las carreteras en la región poco acostumbrada a ese tipo de invierno que es común en el norte del territorio.

En Savannah, Georgia, la nieve cubrió las exuberantes plazas del centro de la ciudad y se acumuló en las ramas de los robustos robles por primera vez en casi ocho años. William Shay, originario de Savannah, dio pasos cortos a lo largo de un camino congelado que va desde su casa hasta la oficina de correos.

“Casi parece que la ciudad está desierta, como pasó en el último huracán”, dijo Shaw, de 65 años. “No hay nadie en la calle. Es una sensación algo estremecedora”.

Los camiones de volteo esparcieron arena en las calles principales de Savannah previo a la tormenta y la policía cerró varios puentes, pasos a desnivel y una carretera importante debido al hielo.

Cuando el aguanieve y la lluvia se convirtieron en nieve, los residentes de la ciudad de Savannah salieron a las calles a jugar. Las familias con hijos acudieron al Parque Forsyth, cerca del distrito histórico del centro, para guerras de bolas de nieve.

Nueva York alerta

Las autoridades de Nueva York anunciaron este jueves medidas especiales ante la tormenta invernal que se espera para las próximas horas, con especial impacto en la ciudad y sus alrededores en la mañana del jueves, informó Efe.

“Nos está llegando una fuerte tormenta, con condiciones muy peligrosas”, afirmó el alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, en declaraciones a los periodistas para advertir sobre los riesgos que se corren, especialmente el jueves.

Las previsiones meteorológicas indican que el impacto más fuerte se sentirá en Long Island, al este de Manhattan, y en partes de la costa de los estados vecinos de Nueva Jersey y Connecticut.

En principio, el máximo de nieve que caerá llega a 30 centímetros en algunas zonas, aunque las proyecciones pueden cambiar rápidamente.

Las autoridades de la ciudad anunciaron que esta misma noche las unidades quitanieve estarán en estado de alerta para desplegarse por Nueva York cuando sea necesario.

En el momento que caiga la primera nevada comenzará la distribución de sal por las calles de la ciudad, según indicó la encargada del departamento de saneamiento de la ciudad, Kathryn Garcia.

Después del paso de la tormenta, Nueva York y sus alrededores sufrirán una brusca caída de las temperaturas, especialmente el viernes por la noche.

Las previsiones indican que la temperatura puede caer hasta -16 grados Celsius, aunque por las rachas de viento polar la sensación térmica puede llegar a bajar, según de Blasio, hasta los -28 grados Celsius.

“Hay que tomar esta tormenta muy en serio”, insistió el alcalde.

Por su parte, el gobernador del estado Andrew Cuomo, anunció que se han dispuesto medidas de emergencia para hacer frente al temporal y por la brusca caída de las temperaturas desde el viernes.

En principio, no se esperan interrupciones en el metro suburbano de la ciudad de Nueva York ni en las líneas férreas de cercanías, incluyendo la de Long Island, la zona que se verá más afectada.

El Universal

Facebook Comments